Tubos de exámenes de sangre: ¿Qué son y para qué sirven?

Los exámenes de sangre son pruebas de laboratorio que se suelen incluir en los chequeos médicos de rutina y se utilizan para medir diferentes analitos en sangre como químicos, hematológicos, inmunológicos, urinarios, microbiológicos, etc. 

 

Los tubos de exámenes son el método más seguro para recolectar la sangre, ya que garantizan su almacenamiento y la continuidad de sus propiedades desde la recolección hasta el laboratorio. 

 

Tubos de exámenes de sangre

Los exámenes de sangre ayudan a diagnosticar enfermedades, chequear el funcionamiento de órganos del cuerpo, hacer control de enfermedades crónicas como diabetes o hipertensión, o para medir el buen desempeño del sistema inmunológico, entre muchas otras. 

 

 

Es por eso que no todas las muestras deben tomarse de la misma manera, ya que se estarán evaluando diferentes analitos y componentes de la sangre; por este motivo los tubos para exámenes deben contener un tipo diferente de aditivo que se usa acorde al objetivo de cada prueba, de esta manera: 

 

 

    • Aditivo que acelera la coagulación de la sangre (activador de la coagulación) que se usa para producir una muestra de suero cuando la sangre se separa por centrifugación

 

    • Aditivo que evita que la sangre se coagule (anticoagulante) que produce una muestra de plasma después de la centrifugación 

 

  • Sin aditivos, para pruebas que requieren sangre entera anticoagulada

 

 

Colores de tubos de exámenes de sangre

 

Para facilitar el trabajo del personal de laboratorio encargado de tomar las muestras, los tubos para exámenes de laboratorio se dividen en colores dependiendo de su composición química:

 

      1. Tubo de examen con etiqueta y tapa color celeste o azul

         


        Este tubo tiene un aditivo basado en el citrato de sodio y es especial para su uso en auto-analizadores de
        hemostasia. 

        El tubo de tapa celeste impide la coagulación de la sangre al no tener calcio. Un ejemplo de examen de sangre son los que se realizan antes de una intervención quirúrgica

         

     

    1. Tubo de examen con etiqueta y tapa color negro

 

Los tubos tapa negra contienen la solución trisódica del citrato y se utilizan para el análisis de sedimentación de la sangre. Este tipo de aditivo facilita  medir la velocidad con la que los glóbulos rojos sedimentan en el fondo del tubo.

 

  1. Tubo de examen con etiqueta y tapa color rojo

     


    Estos tubos no contienen anticoagulante, lo que activa la  coagulación sanguínea, separando el suero de los elementos figurados y analitos químicos e inmunológicos entre otros, manteniendo su estabilidad por mucho tiempo. 


    Los
    tubos rojos para muestras de sangre  se usan en exámenes de bioquímica, inmunología, serología, pruebas de varios tipos de virus, perfil ginecólogo, tiroideo y de lípidos.

     

  2. Tubo de examen con etiqueta y tapa color amarilla


    Este tubo tiene No posee anticoagulante, solo un gel que permite separar el suero con mayor facilidad del paquete globular, evitando la formación fibrina. 

     


    Puede ser usado en exámenes de toxicología,
    bioquímica, inmunología, serología,  teniendo cerca de 48 horas de uso sin que se afecte la composición de la muestra. 

  3. Tubo de examen con etiqueta y tapa color verde

     

    Este tipo de tubo puede tener aditivos anticoagulantes como la Heparina de Sodio o la Heparina de litio, lo que separa el plasma de la sangre al inhibir la tromboplastina. 

     

     

    El tubo de tapa verde se usa en exámenes Bioquímicos de emergencia principalmente y Carboxihemoglobina.

  4. Tubo de examen con etiqueta y tapa color morado o lila

     


    Contiene el aditivo Etilendiamino-tetra-acetato o EDTA que impide la coagulación sanguínea, separando el plasma y brindando protección a la sangre. 

     


    Este
    tubo de tapa morada sirve para almacenar la muestra de sangre (entera) cuando se van a realizar pruebas hematológicas de conteo de células sanguíneas, para diagnosticar enfermedades hematológicas o para guardar muestras en bancos de sangre. 

  5. Tubo de examen con etiqueta y tapa color gris


    Este tipo de tubo tiene fluoruro de sodio , un anticoagulante que detiene la glicolisis.

     

    Los tubos grises se usan para pruebas de azúcar en la sangre, tolerancia al azúcar, alcohol en sangre, ácido láctico. Se caracteriza por dejar la sangre en su estado natural y permitir que los exámenes se realicen en un rango de hasta 72 horas. 

     

    Los tubos para exámenes de sangre son una herramienta importante  tanto los laboratorios como los profesionales de la salud, por ello es vital que se garantice su calidad y composición, de esta manera no habrá retrocesos en los procesos médicos y los pacientes siempre tendrán el resultado más acertado posible. 

     

     

    Brinda seguridad en tus procesos de laboratorio

     

    Conoce nuestros tubos para exámenes

Últimas
Noticias

Tubos de exámenes de sangre: ¿Qué son y para qué sirven?

Leer más

HORIBA, UN VIAJE A UNA HEMOSTASIA DE CALIDAD CERTIFICADA

Leer más

Alerta de brote por complejo Burkholderia cepacia y retiro de productos farmacéuticos contaminados.

Leer más

Contáctanos